BIENVENIDO AL ESTADO LIBRE DE BORDISSOT Y LOS SILOS

Bordissot es un nuevo Estado libre e independiente, establecido sobre el territorio de los antiguos silos de Burjassot/Valencia, en España. Este sitio virtual es un símbolo de soberanía y un lugar de encuentro en el que celebramos nuestra independencia. Estás en tu patria, todos los seres humanos tienen derecho a la ciudadanía de Bordissot. Sin restricciones.

Bordissot es una nación posmoderna (*).

Acompáñanos, y podrás realizar un viaje apasionante por nuestra Historia, rica en hechos asombrosos que se forjaron sobre nuestro gran monumento de piedra. Hechos del pasado que conviene recordar, porque, como dijo María Estuardo, “my future is my past”.

Nos encontramos frente a un pequeño territorio con un grandísimo monumento único en el mundo, de los más hermosos y desconocidos del planeta, desgraciadamente amenazado por  el paso del tiempo, las inclemencias meteorológicas producidas por el calentamiento global, actos vandálicos y la desidia de tantos gobiernos que ignoraron su conservación y restauración plena para las generaciones futuras.

Bienvenido a Bordissot, el país que toma nombre de un árbol milenario y ancestral de esta tierra. Bordissot es el nombre de una higuera de frutos muy apreciados ya desde la antigüedad en diversos países y culturas del mundo antiguo. Muchos siglos antes que Sancho del Camino el maestro cantero empezara la construcción del primer silo, (creador de los tres primeros silos que allá por el año 1573 serían el germen del actual conjunto monumental de Los Silos) el nombre de Bordissot navegaba ya por todo el Mediterráneo y maduraban sus frutos tardíos en los campos que rodeaban esta colina.

Bordissot un país que mira con ilusión y esperanza hacia el futuro pero que se niega a perder su pasado. Bordissot un punto de encuentro, en donde aprender y disfrutar de una historia común que entronca con tres civilizaciones milenarias.

Sea bienvenido el que a su casa vuelve en pos de la Cultura, Paz y Libertad.

(*) Según los criterios de Robert Cooper: la creciente irrelevancia de las fronteras, la disolución de la distinción entre los asuntos nacionales e internacionales, la interferencia mutua y la vigilancia recíproca, el rechazo al uso de la fuerza en la resolución de las disputas, y la seguridad basada en la trasparencia, la apertura, la interdependencia, y la vulnerabilidad recíproca. Nuestro Gobierno es antidualista, cuestiona la autoridad de los textos, considera que es el leguaje el que crea la realidad, y entiende la realidad como perspectiva.